“Lo que no pudo ser” por culpa de la huelga de 1994

Los últimos 10 años han sido de prosperidad para la MLB, una época de bonanza y estabilidad tanto a nivel económico como politico. Pero dicha estabilidad tiene precedentes oscuros y de crisis que marcaron una generación del pasatiempo de américa.

Hoy nos remontamos a la década de los noventa, una época con mucha tela que cortar con grandes momentos pero también con historias negativas. Específicamente la que más afectó el béisbol, el infame lockout de 1994. La MLBPA (Asociación de Jugadores) se fue al paro el 12 de agosto de 1994 en desacuerdo con la propuesta de los dueños de MLB sobre el nuevo contrato colectivo de trabajo.

El conflicto que canceló la Serie Mundial de esa temporada, se creó por una decisión de los dueños de proponer un tope salarial con un sistema similar al de la NFL y de esa forma evitar las grandes diferencias.

Pues los jugadores no consideraron esto una medida provechosa para su gremio y acordaron empezar una huelga el 12 de agosto de 1994, aunque su cometido era llegar a un acuerdo y jugar playoffs, lo que no sucedió.

Los sueños rotos de los Montreal Expos

De esta huelga claramente los más afectados fueron los desaparecidos Expos de Montreal, un equipo que se encaminaba a lograrlo todo (lo estaban logrando), con un roster de ensueño, una química perfecta y todos los factores a su favor de cara a la postemporada.

La franquicia canadiense quedó líder de la División Este de la Liga Nacional y con el mejor récord de toda las Grandes Ligas (74-40).

En 1993 los Expos ganaron 94 partidos pero quedaron fuera de playoffs

Un equipo dirigido por Felipe Alou y que contaba con nombres como Moisés Alou, Marquis Grisson, Larry Walker, Will Cordero, y un cuerpo de lanzadores compuesto por Jeff Fassero, Ken Hill y un jóven Pedro Martinez que llegaba desde los Dodgers.

En 1994, la ofensiva colectiva de los Expos fue de 278/.343/.435

Los pitchers de Los Expos lideraron la Liga Nacional en ERA colectiva (3.56), victorias (74), saves (46) y blanqueadas (2)

El equipo cuando llegó la huelga contaba con un récord de 20-3 en sus últimos 23 partidos, lo que aumentó la interrogante de que tan lejos llegarían esa temporada. Tras el “parón” el equipo no fue el mismo y a partir de 1995 se perdieron o cambiaron piezas importantes. El revés a causa del lockout fue un ingrediente para que el equipo atravesase un proceso de desintegración, a ser en esencia un mercado pequeño sin posibilidades de pagar grandes salarios. Finalmente esa cadena de situaciones económicas y conflictos con la ciudad los llevó a cambiar de cede en 2005 convirtiéndose en los Washington Nationals.

Tony Gwynn rumbo a los .400

El hoy ya miembro Salón de la Fama, Tony Gwynn quedó en 1994 con promedio de .394, en un momento de buena salud para el jugador de los Padres de San Diego y las expectativas apuntaban a que podría batear .400, algo que no sucedía desde que lo hizo Ted Williams en 1941.

Gwynn Bateó .358 en 1993 y .368 en 1995

Tony Gwynn esa temporada dirigió sus batazos donde quiso, no importaba donde estuviesen colocados los defensores, ya que enviaba la pelota a donde no había nadie. El mito de los .400 se quedó en eso, un mito, pero el ritmo de Gwynn era imparable para lograrlo.

Matt Williams y los vuelacercas

El toletero de un bajo perfil de los San Francisco Giants inició la temporada conectando 2 cuadrangulares en el Opening Day pero de todos modos era inmutable lo que también para los aficionados y analistas no significaba nada atípico. Llegando con 43 jonrones al lockout, por delante de Ken Griffey Jr. (40), fue otra de las historias que no concluyeron, apuntando a una hazaña importante en dicho apartado y con proyecciones de romper el récord de Roger Maris de 61 jonrones en 1961.

En la pausa del Juego de Estrellas, Matt Williams contaba con 33 cuadrangulares

Otras historias inconclusas se encarnan en las 116 remolcadas de Jeff Bagwell (Houston Astros), quién se proyectaba para 163 o los 1.56 de efectiva de Greg Maddux (Atlanta Braves).

Ciertamente la huelga llegó en un momento estelar de las Grandes Ligas, el dominio de muchos convirtió la temporada en una de las más competitiva de toda la historia del deporte, para finalmente destruir los sueños de equipos, jugadores y aficionados, quedando una interrogante que incluso al pasar los años se mantiene fresca.

Finalmente les comparto un documental titulado “Triumph & Tragedy” sobre los Montreal Expos, su proceso de desarrollo para conformar el equipo de ese año y como les afectó el lockout.

Imágenes | Getty

Videos | MLB